sexual abuse sexual abuse sexual abuse
 














sexual abuse
 

¿Qué Es el Asalto Sexual?

La Tasa de Ocurrencia del Asalto Sexual

El asalto sexual, o la violación, es un crimen violento, no un acto sexual. El mito que los hombres que violan a mujeres son privados sexual o patológicos ha comenzado a ser disipado y substituido por la comprensión que la violación es un acto de la fuerza y del control, más bien que deseo.1

La ocurrencia de la violación en nuestro país aparece estar en la subida. El Comité Judicial del Senado en su Informe, Violence Against Women: The Increase of Rape in America se determinó que violaron a más mujeres en 1990 que en cualquier otro año la historia americana.

El índice de la violación continuará aumentando sin la prevención y las respuestas apropiadas. En 1993, el Comité Judicial del Senado concluyó que solamente dos por ciento de violadores están encarcelados. Las actitudes sobre las mujeres que son violadas y los violadores continúan presentando barreras a justicia.2 Porque dudamos la validez de las experiencias de las víctimas, la violación sigue siendo el crimen silencioso, divulgado por lo menos de 15 por ciento del tiempo que ocurre.

  • Violan a más de 226,000 niños y a 104,000 adultos cada año en Tejas.3
  • Los Estados Unidos tienen el índice más alto de la violación de los países que publican tal información.4
  • En un examen, 42 por ciento de víctimas de la violación divulgaron que no habían dicho nadie sobre el asalto. Solamente cinco por ciento divulgaron a la policía.5
  • En una inspección de hombres colegiales, el 35 por ciento admitió anónimamente que ellos cometerían la violación si ellos supieran que no fueran descubiertos.6
  • Una en cada cinco de mujeres colegiales informar ser forzado a tener relaciones sexuales.7

Quién es Afectado por Asalto Sexual
Efectos del Asalto Sexual

Sources

1. National Center for Victims of Crime and Crime Victims Research and Treatment Center. (1992) Rape in America: A report to the nation. Arlington, VA: Kilpatrick, D.G., Edmunds, C.N. & Seymour A.

2. U.S. Department of Justice. (1997). The prevalence and consequences of child victimization: Summary of a research study by Dean Kilpatrick, Ph.D. and Benjamin Sauder, Ph.D. Washington, DC: Kilpatrick & Saunders.

3. National Center for Victims of Crime and Crime Victims Research and Treatment Center. (1992). Rape in America: A Report to the Nation. Arlington, VA.

4. Allison, J. A., & Wrightsman, L. S. (1993). Rape. The misunderstood crime. Newbury Park, CA: Sage.

5. Warshaw, R. (1994). I never called it rape: The Ms. report on recognizing, fighting and surviving date acquaintance rape. New York: HarperPerennial.

6. Briere, J., & Malamuth, N. (1983). Self-reported likelihood of sexually aggressive behavior: Attitudinal vs. sexual explanations. Journal of Research in Personality, 17, 315-323.

7. National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion. Division of Adolescent and School Health. (1995). Youth risk behavior surveillance: National college health risk behavior survey. Atlanta, GA.

 
ADVERTENCIA
Chasque aquí para aprender cómo
ocultar su actividad del Internet
 
© 2006 Texas Association Against Sexual Assault. Todos los derechos reservados.
Política De Aislamiento   Webmaster del Contacto